Transmisión de bicicleta, lo que no sabías de ella

Hoy te explicaremos qué es la transmisión de bicicleta, cómo funciona y qué elementos la componen.

Todas las entradas

La transmisión de una bicicleta es el sistema de piezas que lleva la fuerza de tus piernas hacia las ruedas.

De ahí su nombre, transmitir la fuerza y convertirla en avance.

  1. Cómo se compone la transmisión de bicicleta
  2. Qué son las bielas de una bicicleta
  3. Los platos o multiplicación
  4. El eje de centro de una bicicleta
  5. Tipos de eje de centro
  6. La cadena, clave en la transmisión de bicicleta

Cómo se compone la transmisión de bicicleta

Para que toda la potencia de tus piernas resulte en un avance de tu bicicleta, se necesita poner en acción un sistema de palancas y poleas.

Transmisión de bicicleta de ruta
Transmisión de una bicicleta de una sola velocidad y piñón fijo.

Todo el entrenamiento que hayas tenido, no tendría ningún sentido si el sistema de transmisión no está ajustado a la perfección.

Yendo del centro de la bicicleta hacia atrás, nos encontramos en primer lugar con las bielas, platos, eje de centro (o eje de pedalier), la cadena y los piñones o coronas.

Qué son las bielas de una bicicleta

Las bielas son dos palancas unidas por un eje de centro, por las que movemos los platos (o multiplicación) de la bicicleta. Para poderlas empujar, se les han colocado… sí, unos pedales.

Biela Cannondale Hollowgram SI

Estas pueden ser de distintas medidas que podemos elegir de acuerdo a nuestra estatura o longitud de la entrepierna.

Las bielas de bicicleta más comunes miden 160, 165, 170, 172.5 0 175 mm. Para elegir la mejor, recomendamos que primero midas la altura de tu asiento, en este artículo te decimos cómo.

Luego puedes tomar en cuenta la siguiente tabla que el portal Brújula Bike ha desarrollado muy bien:

  • Entre 68 y 73 cm: bielas de 160 mm.
  • Entre 74 y 79 cm: bielas de 165 mm.
  • Entre 80 y 85 cm: bielas de 170 mm.
  • A partir de 86 cm: bielas de 175 mm.

Ahora, pasamos a la siguiente pieza.

Los platos o multiplicación

Los platos o multiplicación de una bicicleta son discos dentados, que varían en su tamaño de acuerdo al tipo de ciclismo al que estén destinados y que a través de una cadena, mueven una serie de discos dentados más pequeños: los piñones.

Multiplicación monoplato de montaña, marca RaceFace

En el ciclismo de ruta los más comunes son platos dobles y existen dos medidas que son las más populares.

La medida de platos estándar: 53-39.

Platos compact: 52-36. Y recientemente una opción aún más pequeña con y 50-34.

Bielas de ruta de la marca española Rotor.

El número hace referencia a la cantidad de «dientes» que lleva cada plato. Los que tienen un número mayor son más eficientes para rutas planas, con subidas ligeras.

Las versiones compact y sub compact se recomiendan para rutas donde sabes que habrán subidas.

También existe la opción de plato triple para bicicletas de ruta, pensadas para paseos o viajes, y no tanto para competencias.

El eje de centro de una bicicleta

Entre una biela y otra hay un eje de centro que une ambos «brazos», y para que este eje gire libremente, es necesario un sistema que se llama caja de pedalier.

Eje de centro de la marca Ceramic Speed
Eje de centro de la marca Ceramic Speed.

Popularmente al conjunto del eje y la caja, se le conoce como eje de centro.

Este sistema ha ido cambiando a lo largo de la historia de la bicicleta, en búsqueda del Santo grial del ciclismo: ligereza/resistencia.

A continuación les compartimos una cronología de los ejes de centro.

Tipos de eje de centro para bicicleta

  • JIS Square Taper (Japanese Industry Standard), patentado por Shimano.

Campagnolo Square Taper (eje cuadrado), la propuesta de la firma italiana hasta 2007.

Octalink. La primera evolución de Shimano, con un eje de mayor dimensión y además hueco. Este sistema aún es popular en las bicicletas de gama baja y media.

ISIS Drive. por sus siglas International Splined Interface Standard. El eje de centro con el cual se dieron la mano Campagnolo y Shimano.

• Cazoleta externa. Hollowtech II de Shimano y Truvativ (SRAM) comenzaron con una propuesta distinta: colocar los rodamientos (los balines encerrados en una cazoleta) en el exterior del cuadro.

Ultra-Torque. Esta fue la respuesta de Campagnolo al sistema Hollowtech II.

  • BB30. La marca Cannondale hizo un gran aporte al ciclismo al crear el sistema sin rosca (colocación a presión) BB30, nombre que viene de las siglas Bottom Bracket (pedalier) y su diámetro de 30 mm.

La cadena, clave en la transmisión de bicicleta

La cadena de una bicicleta está conformada por eslabones externos, eslabones internos, eslabones y rodillos.

Estas dos últimas piezas son las que dan unión y flexibilidad a la cadena.

Es muy importante tenerla bien limpia y lubricada.

Recuerda que una cadena no es eterna, debes cambiarla y no esperar a que te comiencen a fallar las velocidades o se rompa.

Una de las formas de saber si la cadena está en buen estado es midiéndola. En el ejemplo de las bicicletas de ruta, una cadena para 10 velocidades debe medir unos 20.5 cm por cada 24 eslabones.

Si mide más que eso, puedes pensar en cambiarla, pues se ha estirado por el uso.

Cadena de bicicleta, parte de la transmisión
Cadena para bicicleta de ruta de 11 pasos, de la marca KMC

Las cadenas responden también al tipo de bicicleta que tienes, o mejor dicho, a la cantidad de velocidades que lleva tu bici.

Una cadena para una bici de montaña de un plato con 12 coronas atrás, no servirá para una de ruta de dos platos con 10 coronas atrás.

Coronas o piñones

Por último llegamos a las «velocidades»: las coronas o piñones son discos dentados de diferente diámetro, que en combinación con la cadena y los platos, nos ayudarán a generar un efecto de «palanca» para avanzar con mayor o menos fuerza.

Aunque no lo creas, las primeras bicicletas no tenían un sistema de transmisión.

Fue hasta 1876 que el británico Henry John Lawson presentó su «bicicleta de seguridad», que incluía dos ruedas del mismo tamaño, sistema de transmisión (pedales, cadena y discos dentados), dirección y frenos.

Coronas agrupadas en un cassette de la marca Sram

Antes de la safety bike, la manera de lograr que la bici avanzara más con cada pedalada, era aumentar el tamaño de las ruedas.

Con la llegada del sistema de transmisión, se pudo sustituir esa vía por la del sistema de velocidades (poleas, desviador/tensor de cadena).

Las coronas o piñones, en bicicletas de ruta, montaña o bicicletas urbanas, en fin, las que usan velocidades, van agrupados en un eje de movimiento libre hacia un lado y fijo hacia el otro.

A este conjunto de coronas con la «rueda libre» se le conoce como cassette. Y también existe una variedad de medidas de acuerdo al tipo de ciclismo que practiques.

Las medidas varían, pero en ciclismo de ruta casi todas van de 10T (la t corresponde a la palabra en inglés teeth, dientes) a los 32.

Y para bicicletas de montaña, ahora puedes ver cassettes de 11-50, es decir, la corona más chica es de 11 dientes y la más grande de 50.

Como puedes leer, el sistema que conforma la transmisión de una bicicleta es de suma importancia.

Junto con las tazas de dirección son lo que hicieron la diferencia entre un velocípedo y una bicicleta.

Si vas a invertir tiempo o dinero para que tu bicicleta funcione bien o mejor de lo que ya lo hace, asegúrate que sea en las piezas que componen la transmisión de tu bicicleta.

1 comentario

  1. […] tomarás tu bici y pondrás las palancas de los pedales en posición […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *