Bici revolución

Una nueva bici revolución en la CDMX

Al grito de “ni una bici blanca más”, cientos de personas en bicicleta han tomado las calles de la CDMX las últimas semanas. Piden la renuncia del secretario de movilidad, Andrés Lajous, y su equipo de trabajo. Nace una nueva bici revolución.

Las estrategias de presión han cambiado y, utilizando las ventajas inherentes a la bicicleta, se realizaron cierres en distintos puntos de la ciudad, poniendo en jaque la movilidad motorizada de la ciudad.

No me queda duda que estamos viviendo el inicio de una bici revolución sin precedentes, cuyos “oscuros intereses” (como los señalan algunas personas que apoyan a ojos cerrados al gobierno actual) no van más allá de reducir las muertes y lesiones graves por hechos de tránsito. 

Estamos pasando de un activismo sumamente técnico y cabildero a uno que retoma esos datos, estudios e informes para robustecer las exigencias, pero que retoma las calles. 

Para esta nueva oleada, las mesas de diálogo ya no son suficientes; el esperar a que esas mesas rindieran frutos le ha costado la vida a suficientes camaradas, a demasiadas personas, en las calles de nuestra ciudad.

La renuncia del mejor equipo de la historia

El actual equipo en la Semovi-CDMX entró con perfiles técnicos de primer nivel que, durante años, entregaron su intelecto y talento a la sociedad civil, generando grandes insumos utilizados por el activismo pro movilidad y pro seguridad vial; en papel, pusieron la vara demasiado alta.

Sin embargo, el desdén a ese activismo no técnico, la ruptura de la comunicación con los diversos colectivos, la falta de tacto al revictimizar a personas y familiares de personas que han muerto en nuestras calles, la negación de la percepción como un importante indicador del éxito o fracaso de las diversas políticas públicas han provocado que se sienta una secretaría completamente lejana y ajena de la sociedad. 

Máxime con el desgastado discurso de “inversión histórica” en ciclovías de una pésima calidad. Además de esos giros comunicativos en los que, por ejemplo, la ciclovía en Av. Insurgentes pasó de ser una “pésima idea” a un logro de la secretaría. 

Todo esto sin tomar en cuenta los oídos sordos a las fundamentadas quejas sobre los segundos pisos que está construyendo esta administración, incluyendo el trole elevado.

En lo personal, creo que la crítica debe ir a Claudia Sheinbaum, quien ha dictado las directrices para, por ejemplo, no multar automovilistas, implementar las fotocívicas, construir segundos pisos y carriles reversibles, con una política pro-coche que la sociedad ya no está dispuesta a aceptar por el altísimo costo en vidas humanas que representa.

El activismo “no técnico” le está poniendo el costo político muy bajo a Sheinbaum: la renuncia de un secretario que no cambiará en nada esos lineamientos dictados desde la oficina de la jefa de gobierno.

El último clavo en el ataúd

Por último, ante esta oleada de protestas, han salido grupos afines al secretario, en particular Democracia Deliberada, a acusar de “oportunismo político” a quienes hemos salido a protestar y a las organizadoras de estas manifestaciones.

Fallaron la flecha por kilómetros; el movimiento ciclista es bien celoso de su apartidismo, de su independencia; este movimiento me hizo a un lado (y, por respeto, yo también me hice a un lado) en cuanto hice pública mi entrada a Movimiento Ciudadano. 

Se mueve por la indignación y el hartazgo de ver un día y otro también cómo nos atropellan, cómo no hay sanciones ni reparación del daño y mucho menos asegurar la no repetición del hecho.

Quizás estas personas que vuelven a repetir ese discurso de la “inversión histórica en ciclovías”, sin detenerse a escuchar la retroalimentación, deben saber que hay decenas de grupos en whatsapp donde todos los días recibimos denuncias de ciclistas atropelladas. 

Todos los días hay un mínimo de tres ciclistas atropellados o violentados. Todos los días hay personas que desisten de levantar una denuncia ante un sistema de justicia que desconoce el reglamento de tránsito o la ley de movilidad, que nos hace perder días enteros para que no pase nada.

El problema de la movilidad es complejo y no sólo es responsabilidad de Semovi, hay muchísimas secretarías involucradas. 

Pero mientras la subsecretaría de control de tránsito nos recibe, nos explica lo que ha hecho con base en nuestras demandas (que, valga decir, aún no es suficiente, pero se avanza), en la Semovi se desestima el reclamo pues, al parecer, no tenemos los suficientes estudios para entender que esas muertes no importan tanto, que la pierna de Mario no es para tanto, que la vida de Cariñx fue un “daño colateral”. 

Y nos recuerdan esa violencia que vivimos con Felipe Calderón en la que estudiantes, amas de casa, padres de familia fueron “daños colaterales” que, como vemos, no nos llevaron a ningún lado.

Por respeto, por empatía, por honestidad, al mejor equipo de la historia le toca escuchar por primera vez el reclamo de una sociedad civil harta. Lamentablemente para ellas y ellos el reclamo hoy es su renuncia. Se les acabaron las oportunidades.

Ari Santillán

Periodista y activista por la movilidad urbana sostenible.

1 comentario

  1. Buenas tardes.
    En estos tiempos de cambios y adecuaciones en la movilidad, hay ciclistas usando las avenidas eje 5 y eje 6 en estas vias no hay una separacion para el libre corculacion, de los que usamos estas vias algunos les ha tocado ofensas de automivilistas como son el.pasar muy cerca de las bicicletas, decirles estorbos, e incluso les han cerrado el pado, lo digo asi de claro porque lo he visto y me ha pasado.
    En ocasiones personalmente los he reportado a patrullas pero lamentablemente no hacen nada ni al automovilista asi como a los conductores de camiones.
    Algunos bajan desde Santa fe y otros van mucho mas lejos por ejemplo los reyes la paz o viceversa.
    El asfalto hay zonas que no esta del todo bien hay baches, hojas de metal tapando los baches, el denaje se tapa cuando llueve y todo cliclista que va sobre estas avenidas tiene que tolerar las mojadas que le da el carro que pasa o camion.
    Estamos en el inicio de usar masivamente la bicliteta y ojala alla mas union para pedir a las autoridades mas espacios para el libre circulación asi como una excelente iluminacion.

    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *