Una niña y bicicletas frente a maquinaria en Avenida Himno Nacional en SLP

Av. Himno Nacional en SLP, una batalla en defensa de la movilidad sostenible

Compartir

“Tendremos una avenida igual de ancha o más que Chapultepec, liberando también esa disque ciclovía que no servía para ni madres. Solamente arruinó comercios y casas”.

Foto de apertura: Nahúm Delgado

Con estas palabras, el gobernador del estado de San Luis Potosí Ricardo Gallardo Cardona anunciaba la “modernización” de la Avenida Himno Nacional. 

En el evento público en el que también se encontraba el alcalde municipal, el gobernante, que pertenece al Partido Verde Ecologista de México, detalló que se reubicarían 700 árboles para poder “modernizar” la vía. 

Por su parte, el secretario general del Ayuntamiento de San Luis Potosí, Fernando Chávez Méndez había dado el visto bueno a la propuesta del gobierno estatal y precisado que los árboles serían colocados en un parque.

De acuerdo al gobernador, la licitación comenzaría una semana después, o sea, esta semana, y las obras en un mes. 

Pero no fue así, la misma semana que anunció la obra, la maquinaria arribó a la avenida y comenzó a remover el asfalto.

Av. Himno Nacional es una vía de 5 kilómetros de longitud que cuenta con camellón arbolado, dos carriles de circulación de carros, uno para estacionamiento y uno de circulación exclusiva en bicicleta. 

Ciudadanía organizada pacíficamente

Ante estas declaraciones y con la presencia de las máquinas en la vía, ciudadanos salieron a la calle a defender la ciclovía que se había instalado durante la administración pasada. 

Foto: Nahúm Delgado

En entrevista con Lois Muñoz, integrante de la organización Derechos Urbanos y de la Coalición Movilidad Sostenible SLP, narró para CLETOFILIA que el lunes de esta semana (20 de junio) el gobierno del estado anunció el inicio de las obras en sus redes sociales. 

No había licitación para iniciar la obra. Tampoco un proyecto. Y aún así ya estaban las máquinas a pie de calle para comenzar a levantar el pavimento, señala. 

Los mensajes fluyeron por grupos de Whatsapp. Algunos vecinos vieron las máquinas y grupos de activistas se comenzaron a organizar para ir al barrio de San Juan de Guadalupe, en uno de los extremos de la avenida. 

El martes por la mañana llegaron al barrio. “Había lonas y máquinas listas para comenzar”, recuerda Lois. También estaba el gobernador con un grupo de personas a quienes les dirigía un discurso. 

“Nos señaló diciendo que los ciclistas somos grupos de choque que estamos en contra del desarrollo”. 

La maquinaria comenzó a avanzar, así que los ciclistas colocaron sus bicicletas como barricadas. Las máquinas a motor tuvieron que detenerse. 

Para no dejar que avanzaran, hicieron un campamento. Comenzaron a llegar más personas. No sólo personas que forman parte de grupos activistas por la bicicleta, si no de muchas partes que se quisieron sumar, afirmó Lois Muñoz.

“Como primera actividad, se realizó un conteo y catalogación por especie de todos los árboles de la avenida. Lo comenzaron a hacer a mediodía y a las dos de la tarde ya habían hecho el conteo completo”. 

Contaron 865 árboles catalogados con sus respectivas especies. Un conteo que ni el gobierno estatal o municipal tenían hecho para realizar la “reubicación” de los árboles. 

Esta información, se la entregaron a la asociación civil Cambio de Ruta, quienes redactaron un amparo en contra de la deforestación y lo entregaron al Juzgado Segundo de Distrito.

Para ese momento del día, los activistas no habían recibido ninguna comunicación por parte de las autoridades. 

Continuaron con actividades en la calle: poesía, música, taller de actividades para niños y niñas. Pasaron la noche protegiendo el lugar. 

Reunión para conocer el proyecto, que no existía

Al día siguiente aparecieron las autoridades, quienes solicitaron tener una reunión con ocho personas representantes de los activistas.

“Se supone que presentarían el proyecto y luego nosotros haríamos preguntas al respecto. Pero cuando llegamos, lo primero que nos pidieron fue comenzar con las preguntas, porque no tenían proyecto”, recuerda Lois. 

Ni licitación ni proyecto alguno. La remodelación de la Av. Himno Nacional había comenzado sin ningún procedimiento legal, y se hubiera ejecutado de no ser por la manifestación de la ciudadanía organizada. 

“La participación ciudadana a nivel local y nacional detuvo esta obra», reconoce la activista.

“La unión que genera la bicicleta en todos los aspectos, como medio de transporte, como bandera de cuidado del medio ambiente, sumó a mucha gente. 

“Durante la noche que se quedaron en el campamento no hizo falta comida, agua, música, espectáculos. La sociedad se apropió de la causa y le dio vida a este movimiento”, concluyó la activista.

La ciclovía en Av. Nacional se queda

Esta mañana, el juzgado que recibió el amparo por parte de Cambia de Ruta AC, publicó el decreto por el que se detiene «cualquier acto que signifique la afectación del arbolado en la Av. Himno Nacional».

Por ahora se ha llegado a un acuerdo entre los gobiernos estatal y municipal y los activistas: se mantendrá la ciclovía, el camellón, los árboles y se debe dar a conocer el proyecto y el proceso de licitación.

La calle es un espacio en pugna permanente, pero se han ganado espacios irreversibles, como el Derecho a la Movilidad y la recien publicada Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, herramientas en gran parte hechas por la ciudadanía organizada.

En un contexto de emergencia climática y de inseguridad vial, proteger los árboles y la pacificación del tránsito, bien valen una protesta, un campamento y un poema.

Activistas vuelven a plantar un árbol removido en la avenida Himno Nacional de San Luis Potosí
Foto: Dan Rocha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.