en bici al trabajo

En bici al trabajo sin oler mal

Las ciudades en México no son tan pequeñas como en Europa, mucho menos si pensamos en comparar a la Ciudad de México, donde pedaleas a 2 mil metros sobre nivel del mar, entre millones de automóviles y nubes de smog.

Foto de apertura: Jackie.Ick desde Flickr/creativecommons

Suena catastrófico no… Pero no es tan malo. Siempre se irá más cómodo, rápido y divertido en una bicicleta que en otro medio de transporte.

Sólo hay que tomar ciertas medidas para llegar a nuestro destino luciendo frescos y con un aroma perfecto.

Antes de salir

Un baño previo a tu salida te refrescará y te preparará para enfrentarte a un día caluroso.

Puedes aprovechar el final de la ducha para estirar tus músculos (¡con la regadera cerrada por favor!). Aplica desodorante en pecho y axilas y guárdalo en tu mochila.

Elige la playera con la que vas a rodar, y una más con la que vestirás en tu trabajo.

Hay quienes transpiran mucho en la zona de la entrepierna y muslos, así que si eres de esas personas, una muda de ropa interior de vendría perfecto. Guarda un jabón para el rostro, lo puedes hacer en una bolsita “ziplock”.

No creas que cargarás con una maleta de viaje, si te fijas sólo son cuatro cosas: muda superior (playera o camisa), muda de ropa interior, jabón y desodorante.

Como consejo especial te tenemos esto que me recomendó un gran amigo que todos los días viaja en su bici para dar clases.

Toallitas húmedas + Enjuague bucal

¿Te parece una locura? A nosotros también, pero funciona de maravilla.

Compra una caja de toallitas para bebé. Cuando llegues a tu lugar de trabajo toma un par de ellas, empápalas con enjuague bucal y limpia el sudor de tu cuerpo.

en bici al trabajo

El enjuague tiene propiedades antibacteriales que eliminarán posibles agentes de hongo en tu cuerpo, además te dejarán con una sensación de frescura.

No recomendamos que lo apliques en tu rostro, para ello puedes utilizar tu jabón. Después, sólo tendrás que cambiarte de ropa, llegar a tu lugar de trabajo, desayunar y esperar a que lleguen los que aún siguen viajando en coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *