bicicletas eléctricas

Bicicletas eléctricas, qué son y qué no son

Ya es un hecho que las bicicletas eléctricas han llegado para quedarse y que ese mercado seguirá en crecimiento. Por ello te hemos preparado este artículo en el que disiparemos algunas dudas. 

La primera. El nombre correcto para las bicicletas con motor eléctrico es: bicicletas de asistencia eléctrica o pedelec (pedal electric cycle).

Esto hace referencia a que, para avanzar, debes pedalear. Y lo que hará el motor es darte un impulso extra.

Bicicleta eléctrica para ciudad color blanco
Bicicleta urbana con asistencia eléctrica. Marca Ebici, modelo City 5000 ECO.

La fuerza que generan tus piernas para mover los pedales se mide en watts.

Así que, lo que sucede al pedalear con un motor de asistencia eléctrica es que la cantidad de watts que deberás aplicar será menor. Pero de que debes mover las piernas, eso es un hecho.

Bicicletas eléctricas con acelerador

Es verdad que también existen bicicletas eléctricas que llevan un gatillo o acelerador con el que puede haber, o no, pedales y avanzar sólo acelerando con la mano. Estas son denominadas e-bike.

La desventaja de conducir una bicicleta únicamente con el acelerador, es que la batería se consumirá mucho más rápido que si le ayudas con tu pedaleo, como en el caso de las pedelec.

E-bikes estacionadas en banqueta de la ciudad de Chicago.
E-bikes de servicio público en Chicago. Compañía operadora: wheels.co.

Otra desventaja, dependiendo el caso, es que no tendrás actividad física alguna.

Ventajas que podrías encontrar en una e-bike. Si tienes alguna discapacidad temporal o permanente, podría ser una opción perfecta para tus desplazamientos cotidianos.

Cómo funciona la asistencia eléctrica

Los motores eléctricos llevan un sensor de torque, que identifican la potencia aplicada por las piernas y lo comunican al sistema del motor.

Interior de motor para bicis eléctricas
Interior de un motor Bosch para bicis eléctricas.

De esta manera el motor sabrá qué cantidad de watts aplicará, de acuerdo a la fuerza que le estés aplicando.

Casi todos los modelos de bicicletas eléctricas llevan un control en el manubrio que te permite elegir entre tres y hasta cinco opciones de asistencia.

Hay tres tipos que son los más comunes: eco, intermedio y sport. Y cada uno potencia tu fuerza hasta 3.5 veces en el modo más rápido.

Es decir, que por cada watt de potencia que tus piernas ejerzan al pedal, el motor te dará hasta 3.5 watts de asistencia.

Cuidados para una bicicleta eléctrica

Lo principal es el cuidado de la batería. Como todo lo que requiere de energía externa, las bicicletas eléctricas o pedelec requieren de una batería para que puedan funcionar.

Pedelec plegable. Marca Ebici, modelo City 2000SP.

Para que éstas tengan una vida larga, debes tomar en cuenta algunos consejos.

El primero es que, aunque lleves un motor, no le debes dejar todo el esfuerzo a éste. Usa las velocidades de tu bici y haz lo cambios según lo pida el terreno.

Antes de salir, revisa que tu batería esté cargada al 100 por ciento.

Y finalmente, algo que debes tener en cuenta, es que aún, las baterías más comunes, que son las de litio, tienen caducidad y poco a poco irán durando menos.

Motor en rueda o en eje de centro

Hay dos tipos de colocación del motor. En el eje de centro (pedalier) o en la maza de la rueda.

Las bicicletas más sofisticadas lo integran en el eje de centro, y tienen la ventaja de estar más protegidos. Estos motores integran un sistema de velocidades que funciona de la mano de las velocidades de la bicicleta.

Motor de eje de centro de la marca Bosch.

Por su parte, los motores que se colocan en las ruedas, pueden colocarse en la rueda delantera (y funcionarán con las velocidades de la bici) o en la rueda trasera, y llevan su propio sistema de velocidades.

La ventaja de los motores que se colocan en la maza, es que con ellos puedes convertir tu bicicleta en una bicicleta de asistencia eléctrica.

Existen kits para convertir tu bici en una pedelec, como el que puedes ver en la imagen de abajo.

Kit para convertir tu bici en pedelec, marca Ebici.

Regulación de bicicletas eléctricas

Al llevar un motor, se abre la discusión si es necesario regularlas como otro vehículo más en las calles.

La conclusión a la que han llegado los pocos países que cuentan con una regulación sólida, como Alemania, es que depende de la potencia del motor.

Bicicleta Yamaha Cross Connect con asistencia eléctrica.

En el caso de Alemania, si el motor tiene una potencia máxima de 250 watts (vatios) y una velocidad máxima de 25 km/h, no es considerada un vehículo.

Por lo tanto no están obligadas a portar matrícula (placa) ni contar con seguro de responsabilidad a terceros. Tampoco es obligatorio portar un casco para conducirlas.

Si rebasan los límites antes mencionados, entonces se regulan como si fueran un vehículo automotor, y para conducirlas es necesario contar con una licencia de manejo, seguro de responsabilidad a terceros y uso de casco.

También, al rebasar los límites de potencia y velocidad, se prohibe el uso de infraestructura ciclista: ciclovías y ciclocarriles.

Las bicis eléctricas deportivas

Además de estar revolucionando la movilidad en las calles, también están revolucionando el deporte.

Tanto es así que ya existe un serial mundial de competencias de ciclismo de montaña de bicis eléctricas, avalado por la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Bicicleta de montaña con motor eléctrico central Cannondale Moterra 1 – PD

Existen dos modalidades: Enduro y Cross Country. Es lógico que sean estos dos tipos de ciclismo de montaña, pues en ambos hay que enfrentar subidas.

En la misma página del World Enduro Series se puede ver un apartado de Touring. Pues las bicis con asistencia eléctrica también se han convertido en una perfecta opción para hacer turismo en la montaña.

Si antes hacer una ruta de unos 40 kilómetros por la montaña estaba reservado a atletas con un nivel de condición alto, con las bicicletas eléctricas esta opción se abre a personas que no son necesariamente atletas.

Pero las bicis eléctricas también han llegado a la carretera, y son cada vez más las marcas de bicicletas que añaden a su catálogo una opción de bicicleta de ruta con asistencia eléctrica.

Pinarello Nytro, con asistencia eléctrica.

El principio es el mismo que mencionamos arriba. Expandir las posibilidades de experimentar un paseo en bicicleta, sin tener que gozar de primera instancia de una gran condición física.

No hay duda de que las bicicletas eléctricas han ganado terreno en todas las disciplinas de ciclismo, y que ha sido cuestión de tiempo para que cada día más gente las vaya aceptando.

Ya sea para solucionar la movilidad cotidiana en las ciudades, disfrutar de la montaña o la carretera, o incluso para iniciarse en una nueva actividad deportiva.

Seguramente con los años veremos muchas mejorías, sobre todo en la autonomía de las baterías.

Las bicicletas eléctricas son un mercado naciente que crece con fuerza.

1 comentario

  1. […] hemos mencionado anteriormente, las bicicletas de asistencia eléctrica han llegado para quedarse, y en la montaña han encontrado un excelente […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *