5 consejos para colocar las luces en tu bicicleta

Cuando pedaleas en la ciudad lo mejor es que te vean y para ello necesitas más que un chaleco reflejante; necesitas unas buenas luces en tu bicicleta.

Las luces en una bicicleta tienen dos funciones: te permiten ver en lugares oscuros y permiten que te vean los demás conductores.

En las ciudades lo más importante es que te vean y una luz en tu bicicleta o casco te pueden mantener muy seguro.

Aquí te daremos algunos consejos para que coloques bien tus lámparas para rodar por la ciudad.

  • 1.- Debes tener como mínimo dos lámparas, una roja para atrás y una blanca o amarilla para el frente.
  • 2.- La luz delantera debe apuntar hacia el frente y un poco hacia arriba, en dirección a los conductores de automóviles. A diferencia de los que ruedan en la montaña, en la ciudad hay más iluminación que te permite ver el piso. Lo importante es que te miren los demás.
  • 3.-Si la colocas en el manubrio tu luz no dejará de apuntar al frente. En la calle es mejor traerla en el manubrio que en el casco. Si la llevas en el casco, cuando gires la cabeza para mirar hacia los lados, tu luz desaparecerá de la vista de los conductores que vayan enfrente.
  • 4.- Entre más luces lleves mejor. No importa que parezcas árbol de navidad, entre más visible seas más seguridad tendrás. Puedes llevar una luz en el manubrio y otra en tu casco. Además de la luz trasera y si puedes otra más en tu mochila o parte posterior de tu casco.
  • 5. Revisa periódicamente la batería de tus lámparas para que su luz no pierda intensidad .

El pilón: Cuando llegues a un lugar público, retíralas y guárdalas en tu mochila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *