Llantas slick, una gran solución para tu bici de montaña

Muchos de nosotros utilizamos las bicicletas de montaña para rodar en la ciudad, y aunque su robustez es excelente para enfrentar los baches y demás irregularidades de las calles, hay algunos detalles que le puedes mejorar para hacer tus rodadas más placenteras, como cambiar de llantas.

Todas las bicis de montaña están pensadas para que circulen por caminos irregulares con superficies blandas o semiblandas.

Así que las llantas llevan tacos para que el ciclista tenga buena tracción. Pero lo que en la montaña es favorable, en la ciudad es un lastre.

Los tacos hacen que avances menos en el pavimento y que te canses un poco más. La solución más práctica es que le cambies las llantas a tu cleta por unas slick (lisas).

Con ellas te deslizarás mucho mejor y no desgastarás los tacos de tus llantas para la montaña.

Existen dos tipos de estas llantas, las slick (completamente lisas) y las semislick (con huella o tacos pequeñísimos).

Llanta de bicicleta slick

Las primeras son ideales para pavimento en muy buen estado y sin lluvia. Las que tienen huella te sirven por si llueve mucho. Y las que llevan esos “taquitos” ser recomiendan para calles un poco rugosas o con tierra.

Llanta semi slick

Ahora ya sabes una opción más para personalizar tu bicicleta. A disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *