Beneficios sicológicos por andar en bicicleta

La mayoría de nosotros hemos montado una bicicleta o al menos lo hemos intentado. Es una actividad bastante común en nuestra sociedad, incluso andar en bicicleta sin “llantitas” era un logro que todo niño o niña tenía que llegar a realizar.

Texto: Paloma Palacios, Directora General de Kathartiko

De la misma forma es común que se le vaya restando importancia a las bicicletas conforme la gente va creciendo, a menos que en su familia les inculquen el amor a ellas. 

Crecemos normalmente pensando en que las bicicletas son divertidas pero también peligrosas y rara vez conocemos los beneficios que nos da montar una. 

Y es que como sabemos la bicicleta tiene innumerables beneficios a la salud tanto físicos como mentales. 

A parte de ser ecológico, es uno de los ejercicios más completos, ayuda a prevenir dolores de espalda, articulaciones, mejora el sistema inmunológico.

También previene enfermedades cardiovasculares, es decir reduce un 50% el riesgo de un infarto, reduce el colesterol “malo”, da flexibilidad a los vasos sanguíneos y por si fuera poco algunos especialistas dicen que aumenta el apetito sexual. 

Pero para efectos de este artículo hablaremos de aquellos beneficios que nos genera la bici a nivel psicológico, ¡sí así es!, tiene beneficios a nivel psicológico y aquí te los enlistamos: 

Fuera estrés

Las personas que andamos en bicicleta al menos una vez a la semana tenemos un 20% menos de riesgo de padecer estrés.

Y es que cuando pedaleamos producimos noradrenalina, este es un químico que se origina en nuestro cerebro que nos ayuda a controlar el estrés.

Por eso cuando tenemos un mal día y le damos a la bici nos relajamos y sentimos que todo está “mejor”.

Felicidad y más felicidad

¿A cuántos de nosotros nos hace feliz andar en bicicleta?, sentir el aire en la cara, la sensación de libertad.

Hacer ciclismo nos mantiene felices porque liberamos endorfinas otra sustancia química que produce el cerebro que nos da sensación de felicidad y euforia.

Se dice que la bicicleta nos ayuda en periodos de depresión, esté mejora nuestro estado de ánimo y nos genera alegría, así que ¡a darle a la bici para sentirnos felices!

Adiós a la ansiedad

La ansiedad ya es algo común en estos días, pero un paseo en bicicleta puede ayudarnos a calmar esa sensación de nerviosismo y nos ayuda a pensar mejor.

Ya que cualquier ejercicio físico nos libera, no importa la edad, nuestros neurotransmisores hacen que cuando nos subamos a la bici y le damos aunque sea 20 minutos nos libere.

Seguro ya has usado la cleta para disminuir la ansiedad y sino, ¡pruébalo, te va fascinar!

Autoestima “sanita”

El ciclismo como ya mencionamos es uno de los ejercicios más completos y personalizado, puesto que te ayuda en tus objetivos a nivel físico-corporal, ya sea si quieres bajar de peso o aumentar músculo. 

Cuando nos ponemos en forma nos sentimos bien con nosotros mismos, este deporte nos ayuda a conocer nuestro cuerpo y valorarlo, elevando el autoconocimiento y la percepción positiva de nosotros mismos.

Y por si fuera poco cuando tenemos una autoestima estable, mejoran nuestras relaciones personales. ¡No importa que bicicleta uses!

Cerebro fuerte

La “rila” tiene variados beneficios al cerebro, ya que al rodar nuestro cerebro realiza la neurogénesis, es decir, se generan más conexiones entre las neuronas, aumentando la capacidad cerebral.

Así mismo, se incrementa la producción de células en el hipocampo lo que hace que mejore nuestra memoria y tengamos facilidad de aprendizaje no importa la edad que tengamos.

Además disminuye el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas como Alzheimer y demencia, por el aumento de sustancias químicas en nuestro cerebro. Por eso ¡la mayoría de las personas que hacemos ciclismo, somos más inteligentes y humildes! (lo último no lo aseguro). 

Adrenalina

La bici nos genera un placer parecido al sexo, las drogas o la comida, porque al pedalear nuestro cerebro libera dopamina, un neurotransmisor que es respuesta a los estímulos placenteros.

Por eso algunos estudios aseguran que el ciclismo ayuda a la recuperación de la adicciones, ya que tienen un efecto positivo en las personas adictas al alcohol o las drogas. ¡Recomiéndalo! 

¿Qué tal?, ¿a poco la bicicleta nos es una maravilla? Y es que no importa cual es el motivo por el que andes en bici: ya sea por disfrutar el paisaje, por evitar el tráfico, para transportarte con facilidad, por diversión, por ejercicio o por ecologista, tampoco importa la edad que tengas, es uno de los ejercicios físicos que te generan más beneficios. 

Y en esta sociedad donde la salud mental sale sobrando que mejor que mantenerla lo mejor que se pueda haciendo lo que nos gusta, así que ¡móntate en la bici y da tu paseo por la vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *