Biblioteca digitalizada de la Semovi

La biblioteca digitalizada de la SEMOVI CDMX

Una solicitud de información, de esas que necesitan que revise enormes carpetas de documentos, me llevó hace una semana a la sede de la Secretaría de Movilidad de la CDMX, y así conocí la «biblioteca la digitalizada de la SEMOVI CDMX».

El edificio de Álvaro Obregón 264 fue tomado toda la mañana y son las dos de la tarde y las filas de los empleados todavía esperan para subir por los elevadores. 

Así que enfilo por la escalera los ocho pisos que me separan de mi cometido. 

Apenas me repongo del «subidón» (nunca mejor dicho), el director de área ya me espera para entregarme una voluminosa carpeta y presentarme a Victoriano, a quien le robaré su silla y escritorio toda la tarde.

“Vic”, como lo llaman todos, tiene 58 años y 36 trabajando en la Semovi. Su oficina es una pequeña esquina con anaqueles repletos de carpetas de las que solo él y su memoria saben la ubicación y el contenido. 

Unos terrarios de vidrio en el piso y un gran ventanal donde puede apreciarse el tráfico de Avenida Sonora son su vista diaria.

En su escritorio, con la memoria de dos teléfonos celulares que deja interconectados sobre el CPU, está lo que llama «la biblioteca digitalizada de la movilidad». 

Se trata de una compilación de miles de fotos históricas y actuales sobre la evolución del transporte en la ciudad de México, incluyendo un gran y sustancioso apartado sobre la bicicleta.

No puedo resistirlo. 

–¿A verla?, le digo curiosa. E inmediatamente salta de la silla a mi lado y toma el control. 

–Lo hice en mis ratos libres. Uy, no sabes, tengo hasta una colección de fotos de cuando las bicicletas estuvieron emplacadas en los años 1970-80, dice modesto. 

Mis ojos se desorbitan. Me lanza anzuelos inconsciente de que le tomaré la palabra y le pediré abrir todos los archivos. 

Biblioteca digitalizada de la semovi
1978-1979 Placa Modelo para Bicicleta.

–Tengo un archivo de puras mujeres ciclistas en México desde finales del siglo XIX. 

Ningún secretario se había interesado por verla hasta que llegó este, dice refiriéndose a Andrés Lajous. 

Según Vic, por primera vez bajó él mismo a ver de qué se trataba, dejándole la agradable sensación de que «ha sido útil».

Y es que sometida a una reestructuración que entre otras cosas fusionó dos secretarías, las quejas y renuncias por la carga de trabajo no son ningún secreto en los alrededores. 

Técnicos como Vic «nunca habían sido escuchados» y sus ideas quedaron en el cajón de “sin presupuesto”.

Afortunadamente Vic no necesitó más que paciencia y «unos cuantos aditamentos» para ir juntando este archivo de verdaderas curiosidades que hoy, como un regalo de abril, cuando popularmente se celebra el Día mundial del viaje en bici, compartimos con todo ustedes.

Biblioteca digitalizada de la Semovi
1945 Triciclo de Trabajo y Bicicleta Transporta leche.
Fotografía de la biblioteca diitalizada de la semovi
1945. Afilador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *