Bicicleta urbana de fibra de carbono

Urban Krbo, sofisticada y elegante

Esta es una de las pocas bicicletas de fibra de carbono pensadas para la ciudad. Y la primera de una marca mexicana, como Krbo Bike.

Sin lugar a dudas es una bicicleta que apuesta por el lujo. Tener fibra de carbono en una bicicleta para la ciudad no es una necesidad básica, pero ¿por qué no darse ese beneficio de la ligereza y rigidez que brinda la fibra de carbono para nuestros viajes diarios por la ciudad?

La Urban Krbo viene con muchos detalles que la convierten en una bicicleta fina. Podemos ver que fue pensada para recorridos largos, sin importar si el terreno es plano o te encuentras pendientes pronunciadas. Lleva unas ruedas medida 700 cc como las que usan las bicis de ruta. Y una transmisión de 30 velocidades: 10 coronas atrás y tres platos adelante. De verdad, velocidades no te van a hacer falta.

Algo que notamos es que la postura es un poco más inclinada que una bicicleta de ciudad estilo “holandesa”. En la Krbo no vas totalmente erguido, sino echado un poco hacia adelante. Esto te brinda un beneficio, puedes acelerar y tomar una postura aerodinámica.

Hablando de posturas, también nos pareció muy cómoda la geometría del manubrio estilo “gaviota”. Hemos probado otras bicicletas con este tipo de manubrio y muchas veces la posición de las muñecas quedan en un punto intermedio entre horizontal y vertical que termina por molestar. En el manubrio Metropolis (línea urbana de la reconocida marca FSA), las muñecas quedan con una postura natural.

El grupo elegido fue el Shimano Deore, un grupo de gama media-alta especial para bicicletas de montaña. Creemos que fue acertado incluirlo en una bici que va a rodar sobre calles que no siempre están en el mejor estado. Los grupos de componentes (desviadores y frenos) para montaña son más resistentes y se desajustan con menor frecuencia que los de carretera.

El peso es de 11.4 kg y tiene un precio aproximado de 24 mil pesos.

En la Ciudad de México la puedes encontrar en La Bici Urbana

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *