Si es noticia y la bicicleta es protagonista, aquí lo contaremos.

Entradas

Pedirán al Congreso un plan nacional de fomento a la bici

Esta mañana frente a la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, un grupo de jóvenes encabezados por Javier Hidalgo Ponce, ex director de Movilidad de la delegación Miguel Hidalgo, presentaron la iniciativa Rodada por La Tierra a celebrarse el primero de septiembre, y entregaron una carta al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera para que apoye la realización de esta actividad.

Leer más

En manos de Murillo Karam presupuesto para proyectos de Movilidad Urbana Sustentable

Ayer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio de alta el Programa de Impulso a la Movilidad Urbana Sustentable (P007) en la Estructura Programática a emplear en el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2016, con esto se abre la posibilidad de que proyectos de movilidad no motorizada, infraestructura peatonal, ciclista y para sistemas integrados de transporte, reciban inversión federal. Ahora mismo la decisión pasa a manos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

Una vez que la SHCP analiza y organiza los programas presupuestales, las secretarías de cada sector deben responder con una propuesta de presupuesto. Según lo publicado ayer, se tiene hasta la segunda quincena de julio para que las secretarías respondan.

En el caso del Programa de Impulso a la Movilidad Urbana Sustentable la respuesta recae en manos del secretario Jesús Murilo Karam, a través de la Dirección de Programación y Presupuestación (DGPP), quien ahora está al frente de SEDATU después de que lo removieran de la PGR, tras el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, Guerrero.

Qué falta para que México destine presupuesto a la EMUS

Dentro de la SEDATU se creó en 2013 la Estrategia de Movilidad Urbana Sustentable (EMUS), encargada de promover proyectos que favorezcan a la movilidad no motorizada, el transporte público, el desarrollo urbano orientado al transporte y la racionalización del uso del automóvil.

Sin embargo hasta la fecha esta área no ha recibido presupuesto Federal para apoyar los proyectos que estados y municipios le proponen. Con la alta del P007 se abre la posibilidad de que esos proyectos obtengan finalmente asistencia técnica y recursos monetarios para implementarse.

Para autorizar la partida presupuestal, Murillo Karam tiene que solicitar a  la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, presidida por Alejandro Nieto, los datos técnicos y resultados que se esperan obtener con esos recursos.

Finalmente la SHCP recibe esta información de todos los sectores y arma el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) que es revisado por diputados, quienes arman el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

La larga espera de los ciclistas y peatones

Desde hace 6 años organizaciones civiles que apoyan el uso de la bicicleta como medio de transporte sustentable se han acercado a los distintos niveles de gobierno para pedir que se otorgue una partida presupuestal a la movilidad no motorizada. En 2011 diversos grupos ciclistas solicitaron al Congreso de la Unión recursos para que los gobiernos locales pudieran construir infraestructura para la movilidad urbana en bicicleta, en 2012 de la mano de la Red Nacional de Ciclismo Urbano (BiciRed) se lanzó la campaña 5% que proponía que ese porcentaje del presupuesto federal para movilidad urbana se destinara a infraestructura ciclista y peatonal. En 2013 se hizo otra campaña “Lana para la ciudad humana” con el mismo objetivo, sin embargo hasta ahora no se ha dado ningún recurso para estos temas.

Con el alta del Programa que ayer hizo la SHCP se vislumbra una posibilidad para que finalmente se tengan recursos y México pueda realizar proyectos encaminados a la movilidad urbana sustentable.

Hacer obligatorio el uso del casco, no disminuyó lesiones en ciclistas: estudio

La implementación de sistemas de bicis compartidas, lejos de ser un peligro para la seguridad de los usuarios como pretendía hacer ver un estudio del Dr. Fred Rivara, elaborado en 2012, genera mayor seguridad al aumentar el número de ciclistas en las calles.

En diciembre de 2012, el Dr. Fred Rivara alarmó a la comunidad ciclista con un estudio que publicó, en donde afirmaba que la propagación de los sistemas de bicicleta pública desencadenarían una carnicería humana. Según Rivara aumentarían hasta un 14 por ciento las lesiones en la cabeza debido a la puesta en marcha de sistemas de bicicletas públicas ya que los usuarios no usaban casco.

Pero esta no fue la primera vez que Fred Rivara vaticinara el colapso de las instituciones médicas debido a la atención de lesiones en ciclistas. Ya en 1989 dio su primera señal de alarma aseverando que el casco reduciría en 85 por ciento las lesiones en la cabeza de los ciclistas. Hecho que no pudo ser comprobado científicamente.

Y mientras que sus estudios fueron muy criticados por sus métodos y conclusiones, aquello no impidió que los legisladores de algunas ciudades aprobarán las leyes del casco obligatorio.

Pero tras la aprobación de las leyes del casco, ocurrió algo curioso: No hubo cambios en la tasa de lesiones o muertes en ciclistas. Por ejemplo, un estudio de la Canadian helmet legislation in the BMJ states señala: “no hemos podido detectar un efecto positivo a partir de la legislación del uso del casco que corrobore la disminución en lesiones en la cabeza relacionadas con el ciclismo”.

Otro estudio de la Australia helmet legislation confirmó: “No hay pruebas claras que impliquen el uso del casco con la disminución de lesiones en la cabeza de ciclistas” –Por cierto Australia es el laboratorio perfecto ya que en todo el país el uso del casco es obligatorio-. El hecho de que no se detecte ningún cambio no es de sorprender, más que al propio Rivara, quien asegura que el casco es 65 por ciento eficaz contra los accidentes que involucran una colisión entre un ciclista y un automotor, sin ningún estudio científico que lo avale.

Sin embargo en ciudades donde el uso de sistemas de bicicleta pública se ha generalizado y el aumento en todo tipo de bicicletas rodando en las calles es comprobable mediante conteos sistematizados, la realidad ha demostrado que: entre más ciclistas hay en las calles el número de accidentes ha descendido hasta en un 8 por ciento en comparación a años donde el número de ciclistas era menor.

Fuente: CityLabVox con un studio de American Journal of Public Health

Fotos: Vox,Citylab, NPR