Skunk Lock, el candado para bici que apesta a los ladrones

El Skunk Lock es un candado para bici que apesta a los ladrones, así como lo estás leyendo, este candado para bicicleta contiene un gas apestoso que sale del candado cuando lo intentan romper. 

Skunk, que en Inglés quiere decir zorrillo es un singular candado que protege a tu bicicleta con un gas de olor repugnante. Funciona como un U-lock (candado en forma de U) normal, pero en su horquilla lleva un gas a presión que se libera cuando se troza.

candado para bici

Daniel Idzkowski es un inventor emprendedor de San Francisco que cansado de ver cómo crece el mercado negro del robo de bicicletas, decidió inventar un candado que les “regresara un golpe” a los ladrones.

“Todos sabemos que no existe ningún candado que sea imposible de romper. El Skunk Lock es un llamado de atención a esos ladrones que suman más de 1.5 millones de bicis robadas al año”.

Ahora bien, romper este candado tampoco es tarea fácil, su cuerpo está fabricado de una aleación de carbono y acero con un nivel de dureza 450 en la escala de Brinell. El diámetro de las barras es de 19 mm, con un largo de 238 mm y ancho de 130 mm, suficientes para anclar la rueda y cuadro de tu bici a una base fija.

Por el momento este candado para bicicleta está en fase de fondeo colectivo para obtener recursos y comenzar su producción en serie. Puedes dar una aportación desde 99 USD y ser de las primeras personas en obtener uno, en la plataforma IndieGogo.




0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *