resiliencia

Resiliencia, sacar lo mejor de la vida

En esta ocasión Paloma Palacios, directora general del despacho de sicología Kathártiko, nos comparte el significado de la resiliencia en los seres humanos. No se trata de no sentirse tristes, apunta, sino de aprender de las adversidades y salir adelante. 

Texto: Paloma Palacios – Kathártiko

Queridos amigos ciclistas, ¿alguna vez han escuchado hablar de resiliencia? Aunque no es un concepto nuevo, últimamente lo hemos escuchado en varias partes.

En ocasiones lo usan como sinónimo de afrontamiento, es decir de afrontar alguna situación, y aunque tiene relación no es lo mismo.

La resiliencia es la capacidad que tenemos de adaptarnos a situaciones adversas o complicadas, así como de superar esos sucesos adversos con éxito y recuperarnos a pesar del dolor (situaciones como guerra, muerte, violación, víctimas de la delincuencia, la pérdida de un empleo, divorcio, entre otras).

resiliencia

Antes se creía que era una capacidad innata, es decir, se suponían que desde que nacíamos algunos lo teníamos incluido en nuestro paquete (hablo del genético y mental). Pero actualmente con diversos estudios se ha comprobado que ¡no es cierto! Este aspecto lo adquirimos en nuestro desarrollo.

Si bien es algo que la mayoría lo desarrolla en su niñez, gracias a la comunicación, el amor, el apoyo y las habilidades como el control del estrés, la resolución de problemas y ejemplos de positivismo por las personas que nos criaron, les tengo la noticia que también se puede desarrollar en la adultez, ¡sí, aún tenemos esperanzas!

¿Cómo es una persona resiliente?

Puede que te estés preguntando cómo son las personas que tienen esta capacidad: éstas tienden afrontar con placer las situaciones, aprenden de las dificultades y son optimistas pero de igual forma realistas; se conocen a sí mismos, confían en sus capacidad, sus potenciales, saben cuales son sus virtudes, defectos y limitaciones.




Identifican las emociones, por lo que saben lo que sienten y tratan de mantener la calma. Son aquellas personas motivadas que a pesar de todo muestran una sonrisa, no se cierran y buscan formas de resolver el problema, ¿conoces a alguien con estas características?

Es importante que no nos confundamos, no es que no sufran sino que saben que el sufrimiento es parte de la vida y tratan de sacar lo mejor de cada circunstancia. ¿Suena complicado, verdad? No es algo fácil pero con mucha paciencia y persistencia podemos como adultos lograr ser resilientes. Para ayudarte con esto y que sea parte de tus metas del 2018, te damos unos consejos:

1. La vida es aprendizaje: aprendemos de lo bueno y también de lo malo. Hay problemas que nos enseñan grandes cosas, seguro hemos escuchado la frase “por algo pasan las cosas”, así que aprende de ese algo. Te recomiendo que cuando pedalees reflexiona sobre el problema y búscale el lado positivo.

2. Descifra tus emociones: no es malo estar triste o enojado, son emociones que todos tenemos, la clave es saber controlar las emociones y para poder hacerlo necesitas conocer las emociones y sobretodo las tuyas. Si tienes diario ciclista, apunta cada día antes de pedalear las emociones que has tenido en el día.

3. Confía en ti: lo primero que tenemos que aprender es que si NO confiamos en nosotros mismos no podemos empoderarnos de las cosas y salir adelante, así que empodérate de ti como cuando andas en la bici.

4. Desahógate: puede que no encuentres solución a tu problema y te sientes pésimo, la tarea es hablar con alguien de confianza y con otra perspectiva vas encontrar muchos caminos por donde salir. Y si no quieres hablar, cuando estés en tu bicicleta visualiza que tu problema tiene muchos caminos y tu tienes muchos vías para resistir y superar todo.

5. Todo positivo: yo se que levantarte de la cama y ser positivo todo el día en una sociedad negativa cuesta muchísimo. Pero trata de tener una sonrisa y busca algo que te motive a salir adelante.

6. Date tu tiempo: cuando tenemos problemas estamos estresados, yo te recomiendo que hagas algo que te encanta (como pedalear), date el tiempo para hacer lo que te gusta y cultivar tu amor. Cuando te das un tiempo para ti disminuye el estrés, por lo tanto la ansiedad y así puedes resistir mejor las complicaciones de la vida.

¡No te agobies! Recuerda que ser resilientes no significa que no sufras o que no expreses que te sientes triste, la resiliencia consiste en ser flexibles y adaptarse a las situaciones por más adversas que sean, de aprender de lo sucedido y de sacar lo mejor de las circunstancias dolorosas.

Recuerda que “la vida es como montar en bicicleta, para conservar el equilibro debes mantenerte en movimiento” (Albert Einstein), pedalea a pesar de todo y saca lo mejor de la vida.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *