La ruta de la seda en bicicleta

La ruta de la seda en bicicleta

Sonia Medina y Felipe Mendoza iniciaron un recorrido por una de las rutas de comercio más antiguas del mundo, La Ruta de la Seda en bicicleta. En esta travesía ambos viajeros van haciendo un registro arquitectónico y de espacios públicos de cada región. Esta es su primera entrega escrita para Cletofilia.

Un recorrido en bicicleta a través de una de las rutas de comercio más antiguas, la seda. Antiguamente esta ruta se realizaba caminando, ahora lo haremos en bicicleta.
Este recorrido de 20 mil kilómetros que pasa por cuatro regiones la haremos en un año y bajo la perspectiva de una pareja de arquitectos que documenta sus vivencias, paisajes, medios, tránsitos, personajes, hábitat y espacios. En esta andanza nuestra mirada investiga las construcciones, forma de vida, disposición, acomodo, uso y desuso de materiales, costumbres, tradiciones y movilidad por región y país. Vamos haciendo una comparativa para encontrar el hilo conductor de influencias a lo largo del trayecto. ¿Cómo marcó esta ruta comercial las formas de habitar el espacio? ¿Qué conexión existe entre las ciudades por donde transita? ¿Existe un lenguaje en común? ¿Si así fue, cómo se modificó?

 

La bici como nuestro vehículo

Elegimos la bicicleta como medio de transporte porque es sustentable y económico pero sobre todo, es la mejor manera de poder interactuar con el medio ambiente y con las personas, reconocer cada lugar por el que se transita. Hacer la ruta en bicicleta nos permite observar detenidamente aquellos detalles que valen la pena analizarse. Es la mejor forma de descubrir cómo se va realizando la transición de una cultura, paisajes y ambiente de las diferentes regiones del recorrido, o bien como en ciertos puntos, donde ocurre algún cambio drástico.

El viaje inició en Ámsterdam, Holanda. Esa primera parte la hizo Felipe Mendoza solo hasta Bucarest, Rumania. Ahí lo alcancé yo. La idea surge al querer investigar la manera de habitar de las personas a través de la ruta y cómo se iba modificando. Principalmente es la búsqueda de construcciones antiguas, donde el ser humano utilizaba los recursos que se encontraban al alcance de su mano para construir los distintos espacios de su vida diaria.

“Elegimos hacer la ruta de la seda en bicicleta porque es uno de los trazos de comercio más antiguos y a partir de él se fueron construyendo espacios para el intercambio y comercio de este material”.

Más tarde decidimos crecer la investigación, analizando las diferentes culturas, costumbres y tradiciones, vida urbana y movilidad que se tienen en las diferentes ciudades y asentamientos de la ruta. En qué se parecen unas con otras, cómo y porqué se van transformando a través de la ruta antes y ahora. La ruta de la seda originalmente parte de Venecia, Italia hasta Xi’an, China. Pero yo comienzo la aventura en Bucarest, el punto de encuentro con Felipe, y de ahí comenzamos a recorrer juntos Bulgaria, Turquía, Georgia, Armenia, Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Kazajistán, Kyrgystán, hasta llegar a Xi´an, China

Hacer un cicloviaje no es fácil, tampoco lo más complicado, pero sin duda es una gran aventura. Se requiere de una gran preparación mental y también un poco de preparación física, pero no mucho, porque es algo que se va adquiriendo con los kilómetros recorridos. Todo esto fui preparándolo poco a poco dos meses antes de llegar a Bucarest. Todo el equipo necesario lo conseguimos en Rumania, de esta manera pudimos tomar un vuelo ligero desde México. Algo fundamental es tener el equipo necesario para rodar en las diferentes condiciones climáticas y culturales que hay en las regiones; algo que más adelante iré contando.

Related posts:

2 comentarios
  1. Salvador castro
    Salvador castro says:

    Excelente experiencia. Seguro les cambiará la vida. Ademas tengo entendido que en la época actual ustedes son los únicos que lograrán esta ruta. Muchas felicidades. Saludos a Felipe.

    Responder
  2. Francisco Cardona
    Francisco Cardona says:

    Excelente experiencia, aprovechala al máximo, disfruta y aprende, para que puedas aplicar todo lo vivido en tu profesión, en tu vida diaria, para que sea un crecimiento como persona, profesionista…….los viajes ilustran y enseñan, asimila todo por lo que estas pasando, con madurez y responsabilidad,;
    Te quiere, tu tío, y toda la familia Cardona Arriola

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *