reducir la velocidad en vías primarias

En Chile rechazan reducir la velocidad en vías primarias

La semana pasada el Senado de Chile rechazó la propuesta de reducir la velocidad en vías primarias de 60 a 50 km/h, a pesar de que estudios internacionales apuntan que esta medida salva vidas. 




En mayo de 2017 la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el informe “Control de la velocidad” donde señala que “la velocidad excesiva o inadecuada es la causa de una de cada tres víctimas de accidentes de tránsito en el mundo. Las medidas de control de la velocidad previenen muertes y traumatismos en la carretera, y contribuyen a mejorar la salud de las personas y la sostenibilidad de la vida en las ciudades”.

No obstante, aun prevalece la creencia de que reducir los límites de velocidad ocasiona más perjuicios que beneficios en las sociedades urbanas.

Esta ocasión tocó al senado de Chile tomar una decisión basada en argumentos no respaldados científicamente. Según denuncias de miembros de la Red Nacional por la Convivencia Vial el sustento para no aprobar el artículo de la Ley de Convivencia Vial que indica reducir la velocidad máxima de 60 km/h a 5, se basó en una visión que privilegia al automóvil y no a los usuarios de la vía pública.

“El Senador García Huidobro (UDI), defensor acérrimo de mantener el límite a 60, argumentó en su intervención que la reducción no sería necesaria, dado que hoy existe la tecnología adecuada para reducir el riesgo de accidentes, poniendo como ejemplo los airbags, eludiendo el hecho de que éstos protegen sólo a los conductores de autos que cuenten con ellos, y no a los peatones, ciclistas, motociclistas y conductores de vehículos más económicos”.

Reducir la velocidad beneficia a todos

Los principales temores de reducir la velocidad en vías primarias suelen ser la generación de mayor congestionamiento vial o la emisión de gases contaminantes, ambas consecuencias ocasionadas únicamente por los mismos automóviles.



Reducir la velocidad podría ser un desincentivo al uso del automóvil particular y promover el uso de otros modos de movilidad más sostenibles, como lo apunta la directora general de la OMS:

“Atajando solamente este problema (el exceso de velocidad), los países lograrían una mejora inmediata de la seguridad vial, tanto por lo que respecta a la reducción de la mortalidad como a la mayor proporción de personas que se desplazarían a pie y en bicicleta, y los efectos sobre la salud serían profundos y duraderos”.

Insistirán en que la velocidad máxima sea 50 km/h

La Red Nacional por la Conciencia Vial está conformada por más de 100 organizaciones civiles de Chile, y han convocado a una primera manifestación para rechazar la postura del Senado.

“Resulta inaceptable que con un quórum de menos de la mitad de los congresistas presentes el Senado ignore a los ciudadanos que debe representar y pase por alto a todas las instancias anteriores, que en el propio Congreso aprobaron la reducción de velocidad”, agregó Karina Muñoz, directora de la Fundación Conciencia Vial.

Para expresar su rechazo a la decisión tomada por el Senado, la Red Nacional por la Convivencia Vial convocó a la primera acción pública contemplada, una manifestación pacífica para este martes 20 de marzo a las 19 hrs en Plaza Italia.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *