Columna de opinión de Juan Pablo Ramos, director de Cletofilia. Te va a doler, pero no la podrás dejar de leer.