Icarus

Haute Roude es el nombre de la competencia de ciclismo amateur que se realiza a través de los Alpes franceses y, según señala su publicidad, es la más difícil del planeta. Bryan Fogel, director de cine y ciclista amateur, es un aficionado de esa disciplina desde su temprana juventud, en gran medida inspirado, primero, por Greg LeMond y después por Lance Armstrong, también fue por éste que se interesó en el dopaje en el deporte y, en particular, por el ciclismo. Así es como Fogel se lanza en su propia odisea para descubrir cómo se puede engañar a la Agencia Mundial de Antidopaje (AMA) también conocida en Ingles como WADA (World Anti- Doping Agency), encargada de supervisar a los atletas en juegos olímpicos y competencias internacionales.

Leer más