Todas las historias y productos que nacen alrededor de la bicicleta. El ciclismo es la vida alrededor de esa maravillosa máquina de dos ruedas.

Hacer obligatorio el uso del casco, no disminuyó lesiones en ciclistas: estudio

La implementación de sistemas de bicis compartidas, lejos de ser un peligro para la seguridad de los usuarios como pretendía hacer ver un estudio del Dr. Fred Rivara, elaborado en 2012, genera mayor seguridad al aumentar el número de ciclistas en las calles.

En diciembre de 2012, el Dr. Fred Rivara alarmó a la comunidad ciclista con un estudio que publicó, en donde afirmaba que la propagación de los sistemas de bicicleta pública desencadenarían una carnicería humana. Según Rivara aumentarían hasta un 14 por ciento las lesiones en la cabeza debido a la puesta en marcha de sistemas de bicicletas públicas ya que los usuarios no usaban casco.

Pero esta no fue la primera vez que Fred Rivara vaticinara el colapso de las instituciones médicas debido a la atención de lesiones en ciclistas. Ya en 1989 dio su primera señal de alarma aseverando que el casco reduciría en 85 por ciento las lesiones en la cabeza de los ciclistas. Hecho que no pudo ser comprobado científicamente.

Y mientras que sus estudios fueron muy criticados por sus métodos y conclusiones, aquello no impidió que los legisladores de algunas ciudades aprobarán las leyes del casco obligatorio.

Pero tras la aprobación de las leyes del casco, ocurrió algo curioso: No hubo cambios en la tasa de lesiones o muertes en ciclistas. Por ejemplo, un estudio de la Canadian helmet legislation in the BMJ states señala: “no hemos podido detectar un efecto positivo a partir de la legislación del uso del casco que corrobore la disminución en lesiones en la cabeza relacionadas con el ciclismo”.

Otro estudio de la Australia helmet legislation confirmó: “No hay pruebas claras que impliquen el uso del casco con la disminución de lesiones en la cabeza de ciclistas” –Por cierto Australia es el laboratorio perfecto ya que en todo el país el uso del casco es obligatorio-. El hecho de que no se detecte ningún cambio no es de sorprender, más que al propio Rivara, quien asegura que el casco es 65 por ciento eficaz contra los accidentes que involucran una colisión entre un ciclista y un automotor, sin ningún estudio científico que lo avale.

Sin embargo en ciudades donde el uso de sistemas de bicicleta pública se ha generalizado y el aumento en todo tipo de bicicletas rodando en las calles es comprobable mediante conteos sistematizados, la realidad ha demostrado que: entre más ciclistas hay en las calles el número de accidentes ha descendido hasta en un 8 por ciento en comparación a años donde el número de ciclistas era menor.

Fuente: CityLabVox con un studio de American Journal of Public Health

Fotos: Vox,Citylab, NPR

Mochila CamelBak Kudu Backpack

Nueva serie Camelbak Kudu

Con dos diferentes capacidades de carga 12 L y 18 L, la nueva línea de mochilas de hidratación CamelbakKudu 2015, se destacan por un nuevo sistema de protección integrada para la columna y una serie de compartimentos especiales para darle un lugar especial a todo aquello que lleves contigo en tus rodadas.

Leer más

Recuperemos al enfermo, démosle una dosis de bicicleta

Hablemos de México DF, una ciudad enferma que ha perdido ya demasiadas batallas. Desastres naturales, hordas españolas, sangre y olimpiadas hacen de esta ciudad un cuadro de enfermo terminal, desangrada por verdaderas autopistas que seccionan no en dos, sino en millones de piezas el ya de por sí frágil estado de salud de la ciudad, acusando el ruido, contaminación y mal humor de 24 millones de personas y 3.5 millones de automóviles que soporta.

Una ciudad que ha crecido muy deprisa, a 2,400 metros sobre el nivel del mar, y asentada sobre un lago drenado han exigido demasiado esfuerzo para tan frágil sustento.

Pero no todo está perdido, como a un enfermo terminal, todavía quedan dos opciones, o la eutanasia: dejar que el abuelo siga fumando y comiendo de todo, o creer en su recuperación por mucho que el médico advierta que sólo hay una opción entre un millón, y eso pasa por lo más difícil, creer para lograr el cambio.

Creer, eso es lo importante. México es un país que ha asumido demasiadas derrotas y una y otra vez ha pedido la prórroga. Me parecería injusto no creer en el repechaje, porque los coches, como han venido, en apenas 50 años, se pueden ir, ya que si algo nos une a todos, por encima de todo, es que la inmensa mayoría, por no decir todos, montamos en bicicleta.

salvemos al enfermoSin repetir las manidas intenciones de seguridad y respeto… Sólo pido una segunda oportunidad. En algún momento México estuvo repleto de bicicletas(atestiguado por las joyas en dos ruedas que se siguen viendo). Simplemente asumamos el error, volvamos al punto de partida donde se optó por el petróleo y sigamos como estábamos hace 50 años. ¿Cómo conseguirlo? Sólo se me ocurre una palabra: Cultura. Cómo conseguirla, eso ya es más difícil, en otros países se ha conseguido gracias a la concienciación, otros por tradición, los más, por la persuasión en forma de multas; da igual la receta, lo importante es el resultado.

Todavía estamos a tiempo para pedir tiempo extra, penales (ahora que hay fiebre futbolera) o lo que haga falta, pero es una ocasión que no podemos perder, sigamos reclamando el  repechaje, saquemos la bici y reclamemos el sitio que un día tuvieron ellas haciendo más amigables las ciudades de México.

Haciendo un diagnóstico de cualquier ciudad, podría apostar hasta mi último peso que el 90% de los casos derivan del tráfico, por lo que su solución pasa por ahí, y no se me ocurre otra solución que el uso de la bicicleta, un instrumento de transporte tan universal como necesario en ciudades tan distantes y opuestas que posiblemente sólo tienen algo en común, su solución a los problemas de movilidad pasan por las dos ruedas.

No es que piensa que la bici sea como algunos piensan del Viagra para los problemas conyugales, no, no. Yo sé que no es la solución a todos los problemas, pero seguro que es una medicina que podría poner de pie a esta ciudad que hemos dejado que enferme.

Tern Swoop, una bici pensada para la comodidad

La Swoop de Tern es una bicicleta de mucha estabilidad y un diseño muy atractivo, pensada para ir tranquilo y disfrutando de la ciudad.

Tern-Swoop_1_1 3

Aquellos ciclistas que buscan más confort que velocidad podrán disfrutar de esta estabilidad y la confianza que viene con la posibilidad de poner los dos pies en el suelo cuando sea necesario, nada de andar de puntitas con miedo a golpearte con el tubo.

La Swoop de Tern ha sido equipada con bielas de 170 mm, las cuales reduce el ángulo de las rodillas para obtener un pedaleo más eficiente el cual produce un menor impacto en las articulaciones. Su tubo superior está a escasos 28 cm, así que subirte y bajarte de ella es de lo más cómodo y fácil que te puedas imaginar. La Swoop tiene varias características adicionales que la hacen ideal para los ciclistas urbanos.

El diseño de sus bisagras totalmente nuevo y patentado por Tern, permite un tiempo de plegado de menos de diez segundos para ser usada fácilmente en transporte público, haciéndola un verdadero vehículo intermodal para la ciudad.

tern-swoop-bikes-mio_2

Los Diseñadores de Tern han logrado una geometría ideal para mantener el cuerpo erguido mientras se pedalea, lo cual ayuda a mantener menor tensión en los brazos y cuello así como la capacidad de ser visto por los automóviles que le rodean.

El diseño de la Tern Swoop también cuenta con luz integrada y opciones a dínamo, un espacio para un portabultos delantero (opcional ) y cuenta con un portabultos trasero integrado al cuadro para llevar consigo paquetes de hasta 15 kilogramos.

La Swoop de Tern, también ofrece:

  • Cuadro en Aluminio 7005, con un peso de 13 kg.
  • Siete velocidades integradas en una maza Shimano Nexus.
  • Llantas Schwalbe, modelo Big Apple, 50-406, con reflejante a los costados ideal para la noche.

Facebook de Tern México