Salir de lo cotidiano genera aventuras. Aun cuando nos bajamos de la bici, las aventuras aguardan por nosotros.