Cambiar tu coche familiar por un triciclo

Cuando le propongo a algunas personas que comiencen a usar la bicicleta como su vehículo de diario, uno de los primeros “peros” que ponen es que tienen hijos y eso les obliga a usar el auto. ¿Pero en realidad todos los viajes que hacen con sus hijos son necesarios hacerlos en un automóvil? ¿Existen otras opciones no motorizadas para viajar con tus hijos?

Banner Vereda

Pedirle a todo el mundo que deje de usar el automóvil para subirse a la bicicleta puede llegar a ser muy irracional, pues en gran medida las oportunidades de elegir nuestros modos de transporte dependen de nuestras condiciones de vivienda y lugar de trabajo. Sin embargo son muchos los casos en que se tienen todas las posibilidades para hacer sus viajes diarios en otro tipo de vehículo que no sea un automóvil, digamos… en un triciclo.



Hace dos años me enviaron un triciclo de la marca mexicana Cargo, fabricada en Zacatlán de las Manzanas, Puebla. La verdad con muy buenos acabados, caja de madera y velocidades (tres internas). Tenía un costo aproximado de 6 mil pesos. La usé para hacer diferentes tareas con mucho peso y en distancias bastante largas (mas de 30 kilómetros en un día con 80 kilos). Y justo en esos trayectos más de un par de personas me preguntó dónde había comprado el triciclo y cuánto costaba.

Cambiar tu coche familiar por un triciclo

Triciclo Cargo Bike, hecho en México.

Lo que más me llamó la atención es que fueran precisamente mujeres las que me preguntaran. Dos de ellas querían un vehículo para llevar a sus hijos a la escuela. La otra quería uno para pasear con su perro al frente y que la acompañara al supermercado. Hay mucha lógica en que las mujeres busquen diferentes modos de transporte, pues son quienes mayor diversidad de actividades realizan.

En realidad el triciclo podría ser un vehículo que solucione el tema de la carga, cuestión por la que muchas personas optan por el automóvil.

Ya sólo quedaría el tema de las distancias. Si sus recorridos superan los 10 kilómetros podría salir a relucir el esfuerzo físico. Así que busqué opciones con asistencia eléctrica y encontré muchas.

Ahora bien, casi siempre pensamos todo desde la visión capitalina. En la Ciudad de México hay casos en los que la gente que recorre distancias realmente inhumanas cada día para llegar a sus centros de trabajo. Así que como dije al principio, hay ocasiones donde la solución no viene en dos ruedas, pero muchas otras en las que sí. Personas que tienen la fortuna de vivir y trabajar en la misma delegación, o quienes viven en ciudades mucho más pequeñas que la Ciudad de México podrían encontrar la solución a sus viajes cotidianos en un vehículo familiar no motorizado.

¡Con ese dinero te compras un auto!

Los precios pueden ser muy engañosos. Hoy puedes ir a un centro comercial y salir con un auto nuevo, sin necesidad de enganche y con unas mensualidades pequeñísimas (aunque lo termines de pagar 5 años). Lo que pocas personas se ponen a pensar es en el valor de su dinero y del bien que adquieren.

Los automóviles como ya todos sabemos, son de los bienes que más se deprecian. Y además tienen la cualidad de ser un gasto fijo que jamás termina. ¡Todos los días necesitas pagar algo para que tu auto funcione! Estacionamiento, gasolina, mensualidad, mecánico…

Sin embargo estamos acostumbrados a aceptar un costo altísimo por un invento que actualmente ya no resuelve las necesidades para las que fue creado: movernos con menor esfuerzo.

Lo contrario pasa con los vehículos que no emplean motores de combustión. Cuando pagas por uno te olvidas de los gastos diarios.

En Copenhaguen dos emprendedores (Larry y Harry) se pusieron el reto de construir la bicicleta de carga más ligera, rápida, funcional y sexy. Así nació la Bullit una de las bicis cargo más conocidas en el mundo. Con el paso del tiempo se ha convertido en la opción alternativa de carga para muchas empresas que quieren ser más “verdes”, o de muchas familias que ya no quieren sostener un automóvil. Su costo: $45 mil pesos aproximadamente.

Cambiar tu coche familiar por un triciclo

Un papá lleva a sus hijos a bordo de una Bullit. Foto: FamilyCyclery.Com

Otra opción desde Dinamarca es la MK1 y MK1 E de Butchers & Bicycles, que retoma las tres llantas pero con un sistema de inclinación que le devuelve la estabilidad que los triciclos tradicionales no tienen. Su costo es de $71 mil pesos aproximadamente

Cambiar tu coche familiar por un triciclo

Triciclo MK1

Cambiar tu coche familiar por un triciclo

Sistema Built to tilt para mejorar la estabilidad en tres ruedas

En las periferias de la Ciudad de México el triciclo es un auténtico vehículo familiar. En él además de transportar a los hijos y a la esposa, se montan negocios completos. La necesidad es la madre de todos los inventos…

Cambiar tu automóvil por un triciclo

Foto: Russ. Compartida bajo licencia Creative Commons.

En la Ciudad de México el promedio de distancia de los viajes diarios no superan los 8 kilómetros. ¿No crees que sacar tu automóvil de la cochera para recorrer 8 kilómetros es un exceso?

Tanto la economía como la congestión de las ciudades están llegando a un punto en el que no será posible continuar por el mismo camino. En este momento una oleada de jóvenes usan la bici para moverse a todos lados ¿pero qué va a suceder cuando tengan familia? ¿Dejarán relegada la bicicleta para bajar de peso los fines de semana? Ojalá que esta generación que no se baja de la bici, suba a las próximas a la caja de enfrente de un vehículo que puede solucionar nuestros viajes cotidianos: el triciclo de carga.

Related posts:

3 comentarios
  1. Jose Luis
    Jose Luis says:

    Hola muy buenas noches, perdon la fabrica que comentas del triciclo es Manufacturas Trejo?? Muchas gracias por el apoyo. Saludos

    Responder
  2. NINA ESPINOZA
    NINA ESPINOZA says:

    Aun existe la fabrica que hace el triciclo de la marca mexicana Cargo en Zacatlán de las Manzanas, Puebla ??
    Si es asi, o conoces una similar me podrias enviar el contacto, conozco por lo menos 5 personas en el area donde vivo en Sonora, interesadas en comprar uno.

    gracias.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *