bicicletas eléctricas

Bicicletas eléctricas ganan adeptos en México, por alza en gasolina

Bicicletas eléctricas están ganando nuevos adeptos en el mercado mexicano, una de las razones, según empresarios de este rubro, es el alza en el costo de la gasolina en el país. 



Desde inicio de 2017 el alza en el precio de la gasolina sorprendió y molestó a los usuarios de automóviles. Alcanzó sus máximos históricos y muchos recordaron que existe otra forma de moverse en la ciudad: en bicicletas eléctricas, por ejemplo.

Según una entrevista publicada en el portal Publimetro, el incremento en la venta de bicicletas eléctricas fue de 60 por ciento.

bicicletas eléctricas

“Llevamos acumulado 60% arriba y esto ha obedecido a los aumentos de la gasolina, la gente sí está considerando y viendo viable un medio de transporte como la bicicleta eléctrica”, dijo Javier García, director comercial de Elektrobike al Publimetro.

Bicicletas eléctricas son un auto menos

Las bicicletas eléctricas cuentan con un motor alimentado por baterías. También existen las pedelec que son asistidas por un motor eléctrico pero no llevan acelerador, necesariamente debes pedalear para que el motor haga la función de impulsarte.

A nivel mundial ambas opciones de bicicletas están ganando adeptos.  En Holanda, uno de los países con más viajes en bicicleta a diario, se reportaron ventas de 270 mil unidades en 2015 y un incremento del 26 por ciento para 2016.


Muchas personas critican a esta nueva tendencia de movilidad, pues señalan que las bicicletas eléctricas o e-bikes, si llevan motor, entonces no son bicis.

Lo que sí es cierto es que, como mencionó la comisionada de la bicicleta en Francia Sylvie Banoun en una entrevista que le hicimos en abril, “una bicicleta eléctrica más, también es un automóvil menos”.

Las pedelec y bicis eléctricas se están convirtiendo en una buena opción para personas que no quieren sudar, o que deben recorrer distancias mayores a 10 km en sus recorridos diarios.


Related posts:

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *