Atropellan a activista de la bicicleta

Atropellan a activista de la bicicleta, se encuentra hospitalizado

Eduardo Rentería, activista de la bicicleta y uno de los fundadores del grupo Ruedas del Desierto de Torreón, Coahuila, fue atropellado por una camioneta repartidora de pan y se encuentra hospitalizado.


 

Fotografía: tomada del Facebook de Eduardo Rentería.

El pasado jueves 4 de agosto el grupo ciclista Ruedas del Desierto comunicó a través de sus redes sociales, que su compañero y uno de los fundadores del grupo Eduardo Rentería había sufrido un incidente vial en el cruce del bulevar Constitución y la calle Prolongación Acuña Norte, mientras circulaba con rumbo a su domicilio.

Los peritos llegaron al lugar y donde agentes de tránsito tenían detenido al conductor de la camioneta, sin embargo el juez local dijo no tener las pruebas suficientes para declarar culpable al automovilista.

Peritaje señala que ciclista chocó

Luego del peritaje realizado en el lugar del incidente, el agente concluyó que fue la bicicleta quien impacto a la camioneta Nissan. Pero no señala en ningún momento la velocidad a la que avanzaba la camioneta. Tampoco se sabe si el semáforo estaba en luz verde o roja.

“La bicicleta impacta con su costado delantero izquierdo (manubrio el cual se encuentran marcas de desgaste por fricción, contra el costado delantero y medio derecho del vehículo Nissan el cual circula en la misma orientación (se encuentran partículas del manubrio del vehículo bicicleta en el costado derecho”.



Según el fallo emitido por el juez del Tribunal de Justicia del Ayuntamiento de Torreón, no se contaron con las pruebas necesarias para señalar al responsables, así que turnó al Ministerio Público el caso para que ahí se diera el fallo final.

El verdadero culpable es el diseño de las calles

Miembros de otros grupos activistas a favor del uso de la bicicleta alrededor del país, manifestaron su consternación al respecto y señalaron que los incidentes viales seguirán ocurriendo mientras los gobiernos no tomen cartas en el asunto, modifiquen o hagan valer sus reglamentos de tránsito y hagan todo por controlar la velocidad de los automóviles.

“Uno de nuestros fundadores es víctima de la indolencia de las autoridades al no hacer cumplir los reglamentos de tránsito y regular verdaderamente la velocidad de los vehículos motorizados en nuestra ciudad. Esperamos que el hecho de tránsito donde le provocó lesiones que lo mantienen hospitalizado, no queden como un número más en las estadísticas del municipio”, declararon miembros de Ruedas del Desierto.

Atropellan a activista de la bicicleta

Fotografía: Tomada del Facebook de Eduardo.

Eddy, hospitalizado y en estado delicado

Según reportan miembros del colectivo Ruedas del Desierto, Eduardo Rentería ingresó al hospital en estado grave, pero después de un día “mejoró” a estado delicado.

Explicaron que una costilla perforó un pulmón y tuvo que ser operado, que el riñón se vio afectado por el golpe y por lo mismo presenta anemia. También localizaron un coágulo en el cerebro, pero que el neurocirujano que lo valoró indicó que no sería necesaria cirugía.

La velocidad es lo que mata

Numerosos estudios han señalado que la velocidad excesiva de los automóviles son el mayor riesgo para la seguridad de todos los usuarios de la vía pública

Informes de la Organización Mundial de la Salud indican que entre el 40 y 50 por ciento de los conductores de automóviles privados superan los límites de velocidad en las ciudades.

También señala que en México más de 16 mil personas mueren al año al transitar por la calle.

Aún así, hay gobiernos y usuarios de la vía pública que se oponen a los mecanismos automatizados como radares de velocidad, o al rediseño de las vialidades, para disminuir los máximos de velocidad de los automóviles.

Related posts:

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] de que el activista Eduardo Rentería fuera arrollado por una camioneta mientras se transportaba en bicicleta en la ciudad de Torreón, Coahuila, diversos colectivos […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *