Bicitekas

A 18 años del nacimiento de Bicitekas

La semana pasada fue el cumpleaños de la asociación de activistas con mayor presencia en la Ciudad de México y uno de los grupos más longevos que no ha roto filas para seguir exigiendo mejores condiciones para los ciclistas urbanos. Bicitekas cumplió 18 años. 

Hubo una época en que las calles del otrora DF vieron a muchos ciclistas rodar los caminos que en un principio se construyeron para las carretas y caballos de la Ciudad, ciclistas que fueron desapareciendo al tiempo que los ejes viales en la década de los 70 fueron apareciendo.

En 1997, mismo año que nació Google y por primera vez se eligió Jefe de Gobierno en el DF, un extranjero, el periodista belga Tom Dieusaert se propuso llamar la atención de algunos estudiantes de la UNAM y organizar reuniones para platicar de la bici como medio de transporte.

“Yo me movía a la UNAM en bicicleta a la facultad de Ciencias. Un día vi a alguien que estaba dejando propaganda en mi bicicleta. Tom Diesusaert era un reportero belga que fundó en 1997 a Bicitekas. La invitación era para reunirse en su casa y discutir sobre la bici como medio de transporte”, recuerda Xavier Treviño, ex director de ITDP México y actual director de Céntrico, en una entrevista que le hicimos para la edición número 1 de Cletofilia impresa en 2014.

Así comenzó a fraguarse un grupo que en ese momento se puso como primer objetivo construir una red de ciclovías para la colonia Condesa, donde creían sería muy fácil de lograr pues era una zona tranquila para pedalear. Ahora Xavier está convencido que es una zona donde no es necesario construir carriles confinados, si no calles compartidas. La profesionalización del activismo…

En 1997 se tuvieron elecciones populares para elegir Jefe de Gobierno en el entonces Distrito Federal de México. Una invitación a ejercer la democracia con el ejercicio más conocido: la votación. No obstante otras maneras de practicar la democracia se hacían visibles en el grupo de 12 personas que conformaban Bicitekas en ese entonces.

Entre ellos se encontraban Areli Carreón (hoy coordinadora de políticas públicas para Bicitekas) y Agustín Martínez (actual presidente). Para convencer a los vecinos de La Condesa a que se hiciera la red de ciclovías no convocaron a votación, crearon la que se convertiría en la primera revista de ciclismo urbano de la Ciudad: Velo, editada por Agustín. En ella compartían los beneficios de usar la bici como transporte. Sacaban copias y las dejaban en las puertas de los vecinos.

Bicitekas

Areli Carreón durante el homenaje a la ciclista fallecida Montserrat Paredes.

La mayoría de edad le llega a Bicitekas en una época en la que la bicicleta ya no es anónima, en que andar en bici ya no sólo es para los trabajadores de oficio, en un momento en que las autoridades y políticos van dando de tumbos para estar a la altura de las exigencias de ciudadanos como los que conforman Biciketas, quienes exigen políticas públicas que conviertan al “mounstrito federal” en una bella Ciudad de México donde se pueda rodar tranquilos.



La Casa Biciteka

También es importante mencionar que su Casa Biciteka cumplió 6 años. Un proyecto inspirado en proyectos mundiales como la Bicycle Kitchen de Los Ángeles, en el que se imparten talleres gratuitos de mecánica para la bici y se ofrece hospedaje gratuito a cicloviajeros y se prestan las herramientas para quien quiera llegue a reparar su bici.

Al respecto platicamos con Neto Corona de los principales encargados de la Casa desde hace 5 años, y quien recuerda que se unió gracias al Paseo Biciteka. “Cuando salía de trabajar me los encontraba y siempre me chiflaban y me invitaban a unirme. Mi horario de trabajo cambió y en ese momento pude unirme. Ahí un grupo de personas comenzó a fraguar la idea de construir el espacio para la Casa Biciteka”.

Bicitekas

Extrema derecha: Neto Corona durante una actividad en Casa Bicitekas.

Ubicada en República de Nicaragua 15, interior 9, en el corazón de esta ciudad, la Casa ha sabido superar el reto de ser un punto de encuentro para ciclistas sin ser un negocio que busque el lucro. “Esto no es un negocio, nosotros no buscamos que regresen a consumir; buscamos que cuiden y germinen la semilla que sembramos en ellos en cada curso que impartimos”, apunta Neto.

Bicitekas, muchas felicidades por sus 18 años, que vengan muchos años y muchos grupos activistas que sigan sus ruedas.




0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *