5 mitos urbanos sobre los ciclistas

Los prejuicios, los chismes y las leyendas urbanas son parte de la naturaleza del ser humano. Los ciclistas no escapamos a ello.

Nos merodean nuestros propios mitos urbanos.

1.-Nos sentimos intocables.

“Los ciclistas creen que pueden hacer lo que quieran”. “Los ciclistas son intocables”. “Son unos engreídos”. Esta y otras expresiones similares se escuchan cuando alguien se  transporta encima de la banqueta o comete alguna otra infracción, pero esto no quiere decir que la totalidad de nosotros seamos unos cafres y buscapleitos.

2.- Nos creemos europeos.

No pocos locutores y “líderes de opinión” han difundido la especie de que los ciclistas nos sentimos superiores y europeos. Que un sector importante de los ciclistas sea responsable, demócrata e intente mejorar su entorno no tiene nada que ver con la xenofobia.

3.-Odiamos los coches.

Si bien muchos ciclistas ejercen el activismo y se oponen fervientemente al uso del automóvil, muchos otros recurren a camionetas para transportar a sus hijos o utilizan la bicicleta únicamente los fines de semana para pasear con sus amigos. No todos los ciclistas pensamos y actuamos igual.

4.- Siempre estamos todos sudados.

Si pedaleas a bajo ritmo no necesariamente acabarás todo sudado. Hay distintos trayectos y usos de la bici y transportarte en ella no hará que seas un gimnasio rodante.

5.- Adoramos la cerveza.

Bueno, tal vez esto más que un mito sí sea una realidad. Por alguna extraña razón (hay estudios al respecto) el ciclista gusta en extremo de beber cerveza. Seguro a alguno no le quedará el saco, pero a la mayoría sí.

Adquiere la bitácora del ciclista en nuestra tienda en linea.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *